Campus de Aprendizaje Profesionales de la Salud

…” Y ahora siéntate en algún sitio cómodo. Cualquier sitio está bien”.

                                                                                                       Thich Nhat Hanh

Vamos a acompañar tu práctica de mindfulness, con estos sencillos textos del Maestro de atención plena Thich Naht Nanh, pues sentarse es una práctica importante.

Sentarse sería lo primero que utilizaremos para empezar a practicar mindfulness. No hay que ponerse de ninguna manera especial, ni doblar las piernas con imposible flexiones, no es necesario. Solo es preciso tener la espalda derechita, lo más que podamos,

En su libro ¿Cómo sentarse? Dice:
“Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo sentados….mucho tiempo, nos sentamos en nuestros trabajos, no sentamos frente al ordenador, y no sentamos en nuestros coches.

Cuando hablamos de “sentarse “, desde estos textos se refiere a sentarnos de tal manera que disfrutemos de estar sentados, que lo hagamos de una forma relajada, con tu mente despierta, en calma, despejada.

Esto es lo que aquí llamaremos “sentarse “. Y esto requiere de práctica entrenamiento.

 

postura

CUERPO, MENTE Y RESPIRACIÓN.

En nuestro día a día nuestra atención está dispersa. Nuestro cuerpo está en un sitio, nuestra respiración es ignorada, y nuestra mente vagando.

Tan pronto como nosotros ponemos atención en nuestra respiración, como inspiramos, nuestra respiración, nuestro cuerpo y nuestra mente se juntan. Vuelves a ti mismo.

La respiración une los tres elementos y así empiezas a esta plenamente presente en el aquí y en el ahora.

De esta manera, con esta práctica, estamos cuidando de nuestro cuerpo, de nuestra mente y estamos cuidando de nuestra respiración.

Cuando cocinamos una sopa, tenemos que mezclar los ingredientes en armonía y dejamos que ellos cuezan a fuego lento.

Nuestra respiración es el caldo que une los demás ingredientes.

No necesitamos controlar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra respiración. Tan solo tenemos que estar ahí por ellos. Estamos permitiendo que sean ellos mismos. Esto es la no violencia”.

Thich Nath Hanh

Estas aparentemente simples frases aportan un aire fresco a los principios de la práctica de la mindfulness.

En nuestro trabajo con la de rato que tenemos que estar delante del ordenador, mientras que conducimos hacia el trabajo.

Cada día hacemos estas rutinas y volver por un momento a nuestra respiración, y “estar “ con nuestra atención en ese instante , es una estupenda forma de empezar a practicar.

Veréis como poco a poco mantenéis el control de vuestra mente dispersa por más tiempo y empezáis a notar los beneficios.

Mucha suerte con la práctica, y contarnos cómo lo estáis haciendo, ¿Os resulta sencillo? ¿Os acordáis de practicar?

En la próxima entrada seguiremos hablando de “sentarnos” de la mano del maestro Thay.

Maximina Espeso